Unión mediante puntillas, tarugos y tornillos.

Las puntillas, los tarugos y los tornillos son elementos que contribuyen o ayudan a que los empalmes y ensambles u otras uniones que se utilicen en los trabajos con la madera tengan mayor rigidez.

La forma de utilizarlos varía pues se deben tener en cuenta algunos aspectos como son:

? Tipo de unión (empalme o ensamble).

? Construcción que se realiza (mueble, embarcación, encofrado, puertas o ventanas)

? Fuerzas a la que estará sometida la unión (tracción, compresión, cizallamiento u otros).

? Características de la madera (sobre todo las relacionadas con su dureza y su naturaleza).

Las puntillas y los tornillos para los trabajos con la madera (tirafondos) se fabrican industrialmente existiendo variedad,fundamentalmente, en cuanto a sus dimensiones y formas.

Puntillas. Es imposible de hablar sobre las puntillas sin mencionar el, martillo de carpintero. Sin esta herramienta es imposible utilizar las puntillas ya que nos permite, mediante determinados golpes, introducirlas en la madera. También brinda la oportunidad de extraer las puntillas cuando no han sido introducidas en su totalidad.

Las puntillas pueden encontrarse sin cabeza (s/c); con media cabeza (m/c) y con cabeza (c/c).Además de esta diferencia también existenvariaciones en cuanto a su largo (dimensión), medida que generalmente se brinda en pulgadas. Pueden existir puntillas cuadradas o con otras formas utilizadas en trabajos específicos.

Algunas precauciones que se deben tener al utilizar las puntillas son las siguientes:

1. Utilice la puntilla adecuada de acuerdo al trabajo que se desarrolla.

2. No utilice puntillas en maderas muy, duras o semiduras, corre el riesgo de que se produzcan rajaduras en el lugar de penetración de la puntilla. Si tiene que utilizarlas realice previamente perforaciones con una broca algo menor al Ø de la puntilla.

3. Siempre se debe clavar de la pieza menor a la mayor.

4. Al realizar la operación de clavar se debe iniciar con sumo cuidado, se realizan golpes iniciales suaves sobre la cabeza de la puntilla, que se sujeta con la otra mano con los dedos índices y pulgar, una vez ubicada y fija la puntilla se procede a golpearla con el centro de la cara del martillo, de forma segura, procurando un movimiento rítmico que garantice efectividad en la operación.

5. Cuando se utilizan puntillas de media cabeza o sin cabeza se deben detener los golpes antes de que estas (cabezas) estén a nivel con la superficie de la madera (1-2 mm). A partir de ese momento la puntilla se termina de introducir con un botador.

6. Las puntillas sin cabeza o con media cabeza se utilizan en trabajos donde se ocultaran como pueden ser molduras de puertas y ventanas, muebles.

7. Al extraer o sacar puntillas se debe tener mucho cuidado y seleccionar adecuadamente el martillo a utilizar, este tiene que estar en correspondencia con el tamaño de las puntillas, una selección incorrecta puede llevar a que el cabo se nos parta o que se quiebre una de las orejas y en este último caso el martillo perdería el 50% de su uso.

Tornillos.

Las consideraciones que trataremos están referidas al nombrado tornillo tirafondo por ser el mas conocido en estas actividades.

Al hablar de los tornillos para los trabajos con la madera también podemos decir que se fabrican de diferentes tamaños, formas y variación en cuanto a su cabeza.

De acuerdo a la forma de sus cabezas existen dos tipos que son utilizados con mayor frecuencia:

a) Cabeza plana avellanada. Se utiliza en la ebanistería, fijación de herrajes entre otros. La cabeza queda al mismo nivel o por debajo de la superficie.

b) Cabeza redonda. Utilizado en fijación de paneles o fondos de muebles o gavetas. La cabeza sobresale a la superficie.

También se pueden diferenciar por la ranura o marca que tienen en la cabeza para su manipulación aspecto que puedes observar en la figura siguiente.

Una vez conocidas algunas cuestiones generales de los tornillos se hace necesario centrar la atención en el tornillo que se utiliza con mayor frecuencia en los trabajos con la madera, me refiero al tornillo tirafondo de cabeza plana avellanada.

En este caso se debe centrar la atención en la ranura ya que de acuerdo a ella es que se determina la herramienta a utilizar.

En este caso por ser un tornillo de ranura recta para su manipulación se utiliza el destornillador de paleta plana.

Es importante conocer que el vástago de los tornillos tirafondo nos dice o nos fija el Ø de los tornillos.

Otro aspecto de vital importancia es la forma de manipular los tornillos tanto en su apriete como cuando se desean aflojar. Una mala manipulación provoca que la ranura se desgarre y entonces se complica la operación que se desea realizar.

En este sentido se deben observar los siguientes cuidados.

1. Se debe escoger adecuadamente el destornillador a utilizar para accionar sobre los tornillos no solo teniendo en cuenta su ranura, sino también su tamaño y ajuste, para evitar que la punta del destornillador "baile" en la ranura o que no entre adecuadamente.

2. Bajo ningún concepto se debe rebajar o modificar la punta de los destornilladores, estos están diseñados por sus constructores en su forma y tamaño para ajustarse a las ranuras de los tornillos.

3. Nunca trate de introducir un tornillo mediante los golpes, aunque sea en maderas blandas, esto debilita la acción de su rosca, además que puede desfigurar su ranura. Los tornillos están diseñados para el destornillador, no para martillos.

4. Algunos especialistas aconsejan que los tornillos se deben untar con cera y sobre todo cuando de maderas duras y muy duras se trata.

5. Al igual que cuando se ejecutan las uniones con puntillas, se debe tener presente que estas se realizan desde la pieza menor a la mayor, para garantizar de esta forma un mayor agarre de la rosca del tornillo.

6. Al realizar uniones con tornillo tirafondo en maderas duras y muy duras se debe proceder como se muestra en la figura.

Esta preparación de las diferentes piezas que entran en el ensamble se debe realizar con determinada precisión para lograr que las diferentes perforaciones coincidan y el tornillo cumpla su función. Generalmente estas uniones se acompañan con algún pegamento para aumentar la rigidez de la unión.


Tarugos. Se confeccionan de madera, generalmente dura, su largo y diámetro varia de acuerdo al lugar donde se usarán. Los tarugos se utilizan con mucha frecuencia en la confección de muebles para agregarle solidez a los ensambles. Cuando cumplen este objetivo el ensamble es acompañado con algún pegamento y el apriete de las piezas ensambladas con una presilla.

En la confección de muebles los tarugos pueden tener un largo entre los 30 y los 50 milímetros sin que esto sea inviolable y su diámetro debe ser aproximadamente igual a 1/3 del grueso de las piezas que se acoplarán.

Comentarios


Deja un comentario