Por MsC. Eduardo Ordóñez Suárez

Esta unidad tiene como objetivo fundamental continuar desarrollando habilidades para acometer las atenciones culturales esenciales que deben aplicarse durante las actividades productivas en el huerto escolar, con la finalidad fundamental de lograr una producción acertada y satisfactoria que contribuya a valorar la importancia y necesidad de esta labor. Es también objetivo propiciar la orientación vocacional hacia las carreras agropecuarias así como transformar la mentalidad, no solo la de buenos consumidores sino también las de buenos productores y por lo tanto conocer los beneficios que nos brinda la tierra cuando se aprovecha adecuadamente.

Cuenta para su desarrollo de 24 horas clases y seis emisiones televisivas donde se retoman contenidos de grados anteriores y se amplían los nuevos. Tiene 12 semanas para su desarrollo.

Por ser una unidad atípica en cuanto a las posibilidades de garantizar el área donde se realizan las actividades prácticas o laborales no pretendemos formalizar una propuesta de distribución de contenidos por semanas o clases, le daremos algunas consideraciones generales que deben tener presente antes de organizar el sistema de clases de esta unidad que estará en correspondencia con la forma organizativa, las condiciones reales existente en la escuela, la iniciativa creadora del docente y el apoyo del colectivo pedagógico de la escuela.

Veamos las recomendaciones fundamentales:

- Por las características de los contenidos de esta Unidad se deben auxiliar de especialistas de algún organopónico de la comunidad o recurrir a las delegaciones o representantes de la ACTAF (Asociación Cubana de Trabajadores Agrícolas o Forestales) para solicitar que los asesoren o realicen las explicaciones necesarias en determinados contenidos.

- Al abordar los contenidos referentes a la cría de aves se le debe brindar máxima atención a las dos emisiones televisivas dirigidas a estos contenidos y de ser preciso visitar alguna granja avícola. Constatar con las delegaciones o representantes de la ACPA (Asociación Cubana de Producción Animal) en el territorio les puede garantizar mayor calidad a la información si se puede constar con su participación cuando se aborde el tema.

- Al no constar en estos momentos de la bibliografía específica se hace necesario garantizar una buena atención a las emisiones televisivas. El profesor puede ampliar conocimiento recurriendo a los sitios web de la ACTAF y ACPA. También puede pedir asesoramiento en los organopónicos o áreas productivas de la agricultura urbana o delegaciones del ANAP.

- Deben tener presente las características reales para la ejecución de las actividades prácticas. En este sentido deben explotar todas las posibilidades organizativas posibles tal como se explica en las orientaciones metodológicas generales contenidas en los programas de la asignatura. Por ejemplo, las 24 horas de esta Unidad se puede agrupar mensualmente para garantizar jornadas de 4 horas de trabajo que serían muy beneficioso para el aprovechamiento del tiempo.

- Si se garantiza la realización de las actividades agrícolas en áreas productivas es aconsejable desarrollar los contenidos teóricos en esos lugares para así aprovechar mejor el tiempo y poder utilizar especialistas que aporten sus conocimientos y experiencias.

- Al realizar las labores en el huerto se hace necesario organizar los alumnos por brigadas y distribuir las tareas a realizar. Debe recordar que las atenciones culturales tales ya conocidas por ellos de grados anteriores las pueden ejecutar como necesidad de la producción y como vía para consolidar las habilidades. Otras tareas serían la verificación en la práctica de las leyes del horticultor así como el cumplimiento de los ciclos de la naturaleza.

- Otras actividades a desarrollar es la preparación de la composta, el uso de los abonos naturales, confección de canteros y la siembra con sus conocidas atenciones. (¿Cómo se hace? 8vo. grado).

- Cualquiera que sea la forma organizativa se debe tener presente en todo momento el cumplimiento de las normas de seguridad e higiene.

- Durante el desarrollo de esta unidad pueden desarrollar encuentros con agricultores destacados de la comunidad para que intercambie con los alumnos sus experiencias y satisfacción por la labor que realizan.

- No se descarta la realización por los alumnos de pequeñas investigaciones sobre determinados contenidos como puede ser características y propiedades de las hortalizas para la alimentación, plantas medicinales o aromáticas, abonos ecológicos, procedimientos productivos entre otros, procurando que estas se realicen a partir de entrevistas a especialistas, visitas a centros agrícolas o centros dedicados a las investigaciones en esta rama. Estas investigaciones deben ser sometidas a discusión o debate en jornada científica dedicada a la rama agropecuaria invitando especialistas a esta jornada.

- También es posible la realización de actividades en el taller de apoyo a los huertos como puede ser la confección de carteles para identificar los cultivos, confección de trampas para insectos, bebederos y nidos para aves entre otros.

Bibliografía para el docente

- Diccionario Botánico de nombres vulgares cubanos. Dr. J. Tomás Roig. Tomos I y II. Editorial Pueblo y Educación. 1975.

- El Libro de la Familia. Colectivo de autores. Colección Verde Olivo. 1991.

- Finquero. Finca diversificada. Colectivo de autores. ACPA. 2000.

- La educación agropecuaria en la escuela cubana actual. Colectivo de autores. Universidad Pedagógica “Félix Varela Morales” Villa Clara. 2011.

- Manual de fitotecnia general. Colectivo de autores del M.E.S. 2010.

Comentarios


Deja un comentario