La siembra en maceta y sus cuidados.

Otra forma que existe para poder disfrutar de las plantas ornamentales o poseer determinadas plantas medicinales es mediante el uso de la siembra en macetas.

Las macetas son generalmente recipientes fabricados de barro cocido aunque este método se puede aplicar a cualquier recipiente que se quiera utilizar. Hoy en día es posible la utilización de recipientes plásticos que brindan buenas condiciones para esta actividad y de esta forma se evita que estén contaminando el medio ambiente cuando se botan a la basura. Sin buscas otro tipo de material para el envase o recipiente se debe tener presente que este sea resistente a la humedad.

Cualquiera que sea el recipiente para lograr una planta saludable se debe en primer lugar cumplir con las indicaciones que se brindan en la figura.

Otros aspectos que debes tener en cuenta son los siguientes:

• Debe existir correspondencia entre el tamaño del recipiente y el de la planta una vez adulta.

• Al preparar la tierra (sustrato) para el recipiente tratar de que esté abonada o enriquecida con humus o composta. Mejorar el sustrato cada cierto tiempo.

• Una vez sembrada la planta debe regarsediariamente si está en exteriores y días alternos si se encuentra en interiores. Tener presente que existen plantas con régimen específico de riego. Trata que sea siempre a la misma hora, fundamentalmente por las mañanas. Se aconseja utilizar el agua donde se lava el arroz o las verduras o la utilizada para hervir huevos, papas o legumbres previamente enfriadas.

• Procurar que de alguna forma reciban rayos luminosos teniendo presente que existen plantas ornamentales de sol y otras de sombra.

• Remover cada determinado tiempo la tierra de la superficie del recipiente (escarificar).

Comentarios


Deja un comentario