La organización del puesto de trabajo

La organización del puesto de trabajo es una norma de vital importancia para garantizar el buen desarrollo de cualquier actividad productiva, es el eslabón principal de un proceso productivo. El cumplimiento de estas acciones asegura entre otros aspectos los siguientes:

• Máximo aprovechamiento de la jornada productiva. Se elimina la pérdida de tiempo en la búsqueda del medio de trabajo que se necesita.

• Promueve una alta calidad de la producción.

• Disminuye la fatiga o agotamiento durante lo trabajo cuando cada medio se ubica en el lugar adecuado y a la distancia necesaria.

• Se evitan accidentes, mal tratos o roturas de los medios de trabajo al utilizarse solo los necesarios.

Algunas recomendaciones válidas para garantizar una buena organización del puesto de trabajo son las siguientes:

¤ Organice el puesto de trabajo de acuerdo a la tarea que se realizará. Ubique en el puesto de trabajo solo los medios de trabajo que verdaderamente necesita utilizar.

¤ A la derecha los que comúnmente utiliza con esa mano o los que con mayor frecuencia emplea siempre que sea diestro, si es zurdo invierta esta posición.

¤ Evite ubicar los medios en el borde del banco o puesto de trabajo, esto evita su caída y posible deterioro.

¤ No coloque un medio sobre otro, esto además de provocar su deterioro entorpece el trabajo y provoca pérdida de tiempo.

¤ Garantice la iluminación necesaria evitando la sombra sobre el puesto de trabajo. Una iluminación insuficiente provoca cansancio al operario y puede provocar accidentes o errores constructivos.

Comentarios


Deja un comentario