La bombilla incandescente

En 1879 el norteamericano Thomas Alva Edison inventó la lámpara incandescente con filamento de carbono. Posteriormente, en 1907 comenzaron a fabricarse con filamentos de un delgado hilo de volframio o tungsteno, cuya temperatura de fusión es de 3 410 grados Celsius. Dicho invento representó una revolución en los sistemas de alumbrado reemplazando a las velas y lámparas de queroseno o de gas utilizados en aquella época.

Comentarios


Deja un comentario