COMPOSTA

Por: MsC Eduardo Ordóñez Suárez

Partiendo de la premisa o ley del agricultor que nos plantea: “Se le debe devolver al suelo, tanto o casi tanto, como lo que se le ha quitado” o aquella que nos dice: “debe alimentarse el suelo y no a las plantas” es que entendemos incluir este actividad como una de las acciones casi obligada de todos aquellos que pretendan tener un pequeño huerto. Por su puesto esta no es la única forma de obtener abonos ecológicos para nuestros canteros, pero si la consideramos como una de las vías más sencillas y de posible realización tanto en el huerto escolar como el familiar.


Materiales básicos

Desechos orgánicos (residuos de cáscaras, desperdicios de verduras, estiércol animal, ceniza, tierra, etc.)

Medios de trabajo fundamentales

Tridente

Rastrillo

Machete

Guataca

Regadera

Procedimiento general


Bibliografía

- El Libro de la Familia. Colectivo de autores. Colección Verde Olivo. 1991.

- La educación agropecuaria en la escuela cubana actual. Colectivo de autores. Universidad Pedagógica “Félix Varela Morales” Villa Clara. 2011.



Comentarios


Deja un comentario